Gente - Un café de tradición

Un café con características únicas gracias al esfuerzo familiar

El cultivo del café es uno de los principales generadores de empleo del campo colombiano. Si bien es cierto que la escasa mecanización de las labores genera mayores costos de producción, los caficultores del PCCC han podido transformar esta aparente desventaja en un valor agregado de su producto. El trabajo manual permite realizar las actividades de manera cuidadosa y selectiva, en especial la recolección de las cerezas maduras, lo cual ha otorgado al café de la región una calidad especial, reconocida a nivel mundial.

 

 

Esta intensidad en trabajo manual se ve igualmente fortalecida por el particular régimen de lluvias predominante en esta zona del país. El paso, dos veces por año, de la zona de confluencia intertropical genera ciclos singulares de floración del cafeto y de maduración de los frutos. En efecto, en la zona es posible observar en un mismo momento flores, frutos verdes y frutos maduros, que obligan a una recolección selectiva y, por tanto, a un esfuerzo humano adicional, para no comprometer la calidad del grano y los ingresos futuros del productor.

 

 

Suscríbete para recibir información y conocer las novedades del PCCC.

Si me suscribo a este mail, acepto los términos y condiciones