Epicentro del PCCC

Si Chinchiná tuviera un apodo sería, sin lugar a dudas, epicentro del Paisaje Cultural Cafetero de Colombia. El municipio, ubicado apenas a 18 kilómetros de la capital del departamento y fundado a mediados del siglo XIX, fue, desde su creación, un lugar de tránsito, producción, investigación y abastecimiento del café. Esta tradición comenzó a consolidarse en 1938, con la fundación del Centro Nacional de Investigaciones del Café (Cenicafé), muy cerca del municipio y se estableció definitivamente en 1973, con la creación de una de las fábricas de café liofilizado más sofisticadas y modernas del mundo y la única en el país, propiedad de los cafeteros. Chinchiná simboliza, como ninguna otra, la pujanza y competitividad de la región cafetera colombiana. Entre otras cosas, fue en Chinchina donde produjo, por primera vez en el país, energía eléctrica, en unas plantas (de la CHEC, empresa de energía de la región) que hasta hoy proveen a gran parte de Caldas, Risaralda y Quindío.

 

Es un pueblo que combina la industria con los típicos paisajes y amabilidad de la región. Los chinchinenses suman actualmente más 50.000, y viven del trabajo asociado al café, a la hidroeléctrica (CHEC), y de una importante producción de cítricos, plátano y aguacate, que complementa los cultivos cafeteros y le da color al paisaje caldense de sus tierras. Pero ni los cítricos ni la industria le arranca las típicas tradiciones cafeteras, desarrolladas en los últimos dos siglos, que junto la infraestructura de la ciudad, incluida la Antigua Estación del Ferrocarril (declarada Bien de Interés Cultural de la nación) representan, en conjunto, un panorama del pueblo cafetero. 

 

 

La accesibilidad al municipio es uno de sus grandes atractivos, ya que se encuentra ubicado en el suroccidente del departamento, en un punto intermedio entre Manizales y Pereira, a 30 minutos en carro desde las dos ciudades. Las 5.000 hectáreas de café que lo rodean lo convierten en un destino soñado para quien quiera experimentar, en carne propia, la tradicional vida cafetera. Además, Chinchiná sumó en 2019 un nuevo atractivo: obtuvo el Guinness World Record por la taza de café más grande del mundo, construida en el centro de la ciudad y que tiene una capacidad para albergar 22.000 litros. Chinchina se encuentra en el centro del Paisaje Cultural Cafetero, y su economía, infraestructura, cultura y pujanza, presentan una visión panorámica de la región. 

 

Para más información turística, visite: Rutas del Paisaje Cultural Cafetero

 

Suscríbete para recibir información y conocer las novedades del PCCC.

Si me suscribo a este mail, acepto los términos y condiciones